Remedios
Acción   antifebrífuga:   Para   reducir   la   fiebre.   Se   somete   a   cocción   60   gr.   de   hojas   secas   de   olivo   durante   un   cuarto   de   hora.   Se Toma   tres   tazas   del   caldo   al   día.   También   se   puede   poner   en   «laceración   60   gr.   de   corteza   en   250   gr.   de   alcohol   apto   para   uso alimentario,   se   debe   tomar   20   gotas   tres   veces   al   día.Laxante:   En   casos   de   estreñimiento   se   pueden   tomar   un   par   de   cucharadas pequeñas de aceite de oliva crudo en ayunas. Hemorroides:   Para   aliviarlas,   se   somete   a   cocción   30   gr.   de   corteza   de   olivo,   por   cada   litro   de   agua,   con   el   agua   que   se   obtiene   de la cocción se lava la zona afectada.   Curar   heridas,    llagas   o   cualquier   otra   afección   de   la   piel:   se   somete   a   cocción   30   gr.   de   hojas   secas   de   olivo   por   litro   de   agua,   con el agua que se obtiene se lava la zona afectada.   Cicatrizar   heridas:   Se   mezcla   aceite   de   oliva   con   vino   negro   y   miel,   todo   a   partes   iguales,   y   la   mezcla   se   extiende   sobre   la   herida a cicatrizar, se dice que esta mezcla es un cicatrizante maravilloso.   Cuidado   de   las   uñas:   se   coloca   en   un   vaso   un   par   de   dedos   de   aceite   de   oliva   y   se   sumergen   las   uñas   en   él,   durante   5   minutos una vez al día antes de ir a dormir. Estrías en las uñas: Se masajea con aceite de oliva las cutículas de las uñas antes de irse a dormir.   Aliviar el cansancio de los pies: Se añade unas gotas de aceite de oliva en la palma de la mano y se masajea los pies.   Tapones en el oído: El aceite de oliva es útil para reblandecer los tapones yfacilitar así su posterior extracción. Se   pone   un   par   de   gotas   de   aceite   de   oliva   en   el   interior   del   oído   y   se   tapa   eloído   con   un   algodón,   se   deja   actuar   durante   toda   la noche, a la mañana siguientese quita el algodón y se aplica agua caliente con una jeringuilla especial sin aguja.   Encías   dolorosas:   Para   calmar   el   nerviosismo   y   el   dolor   que   producen   las   encías   cuando   salen   los   dientes   en   los   niños   pequeños. Se realizan friegas en las encías con un poquito de aceite de oliva. Rosácea:   Para   mejorar   sus   síntomas   o   retardar   su   aparición,   se   realizan   de   tres   o   cuatro   minutos   de   masajes   diarios   con   aceite de oliva.   Ronquidos:   No   existen   remedios   definitivos   contra   los   ronquidos,   pero   puede   ayudarnos.   Se   coloca   en   un   recipiente   hermético 50   gr.   de   ruda   y   le   añadimos   aceite   de   oliva   hasta   cubrirla.   Esta   mezcla   se   deja   macerar   durante   14   días   en   el   dintel   de   la ventana,   al   sol   del   día   y   al   sereno   de   la   noche.   Pasado   ese   tiempo,   lo   colamos   y   lo   guardamos   en   un   recipiente   oscuro,   para   no estropear   ninguna   de   sus   propiedades,   se   debe   aplicar,   antes   de   ir   a   dormir,   untándose   en   tres   zonas:   las   aletas   de   la   nariz,   el cuello y la nuca. Hipertensión: para disminuir la tensión alta, se debe tomar una infusión de hojas de olivo antes de comer y otra antes de cenar.   Cálculos   en   el   hígado,   vejiga   y   riñones:   Para   expulsarlos   se   debe   tomar   la   mezcla   de   medio   vaso   de   aceite   de   oliva,   con   media rebanada   de   pina   verde   licuada.   Esta   mezcla   se   debe   tomar   en   ayunas   una   vez   cada   6   meses.   También   se   puede   tomar   una cucharada de aceite de oliva con el zumo de 2 ó 3 limones cada 3 horas.   Patas   de   gallo:   Calentar   al   baño   María   3   cucharadas   de   aceite   de   oliva,   1   cucharadita   de   cera   virgen   y   media   cucharadita   de manteca   de   cacao.   Enfriar   y   añadir   dos   cucharadas   de   agua   de   rosas.   Remover   hasta   formar   una   pasta   espesa   que   se   aplica   sobre las patas de gallo.   Crema   para   pieles   secas:   Mezclar   2   cucharadas   de   aceite   de   oliva,   con   dos   cucharadas   de   lanolina   licuada   al   baño   María   y aplicar sobre la piel.   Pelo   castigado:    Para   que   el   cabello   recobre   la   vitalidad   y   el   brillo   perdido   por   los   tratamientos   y   productos   de   peluquería devolviéndole   su   belleza   natural.   Basta   con   aplicar   unas   gotas   de   aceite   de   oliva   sobre   el   cabello   y   dejar   que   el   aceite   haga   efecto, aplicar 10 minutos antes de enjabonarte.   Artritis-   reumatismo:    Se   realiza   un   ungüento   a   base   de   25   el.   de   aceite   de   oliva,   flores   secas   de   manzanilla,   se   calienta   la   mezcla al   baño   María   durante   una   hora   y   media,   se   deja   enfriar   y   se   filtra.   Posteriormente   se   mezcla   aparte   una   cucharada   sopera   de Alcanfor   y   3   cucharas   de   alcohol   a   60°.   Está   mezcla   se   incorpora   a   la   infusión   precedente,   se   aplica   localmente   sobre   las articulaciones en masajes, 2 veces al día
Algunos remedios naturales con aceite de oliva.